Un soldado mata a tiros a un hombre guatemalteco en la frontera sur de México y los pobladores retienen a los militares en protesta

March 30, 2021

Un soldado mata a tiros a un hombre guatemalteco en la frontera sur de México y los pobladores retienen a los militares en protesta

Elvin Mazariegos Pérez, un ciudadano guatemalteco de 30 años, murió este lunes por los disparos efectuados por un soldado en la frontera sur de México, cuando volvía de comprar mercancías y fue detenido en un retén militar para una revisión que terminó en tragedia.

El crimen desató un clima de tensión tal que, más tarde, cientos de pobladores llegaron al lugar, insultaron a los elementos de la VII Región Militar, les lanzaron piedras y palos, y los retuvieron hasta la madrugada junto con sus armas de fuego y vehículos.

Una de las primeras versiones difundida por los militares mexicanos señaló que Mazariegos Pérez iba como copiloto en una camioneta que transitaba por la localidad mexicana de Mazapa Madero, en Chiapas, fronteriza con el guatemalteco Departamento de San Marcos, y que se resistió a que revisaran el vehículo porque llevaba mercancías ilegales, lo que hasta el momento no se ha demostrado.

Sin embargo, los familiares de la víctima afirmaron al portal Chiapas Paralelo que el lunes por la mañana Mazariegos Pérez atravesó la frontera para comprar mercancías, algo que es común en la zona, pero al mediodía los soldados lo detuvieron y le pidieron la Tarjeta de Visitante Regional, aunque no está obligado a portar ese documento.

"Nuestros padres, abuelos, los padres de nuestros abuelos, y nosotros, hemos intercambiado productos, hemos emparentado, y tenemos una vida en común con los mexicanos. Mi hermano le dijo eso a los soldados, y en respuesta ellos dispararon", aseguró Guadalupe, hermano de Mazariegos Pérez.

La versión oficial

El secretario de la Defensa Nacional, Luis Crescencio Sandoval, reconoció esta mañana en conferencia junto al presidente Andrés Manuel López Obrador que el soldado disparó sin motivo alguno.

Detalló que en el vehículo viajaban tres personas y, cuando vieron que los militares estaban realizando operativos de revisión, se echaron en reversa para tratar de huir.

"Ahí hay una reacción errónea por parte del personal militar porque no hubo ninguna agresión con arma de fuego, pero uno de nuestros elementos hace uno de los disparos donde hiere a uno de los civiles que iban en el vehículo. Al herido se le da la atención por parte de nuestro propio personal, desafortunadamente pierde la vida", explicó.

El funcionario agregó que en ese momento se aseguró el vehículo y se detuvo a las dos personas que acompañaban a la víctima, así como al soldado que disparó, quien fue puesto a disposición del Ministerio Público.

"Posteriormente, a las 15:00 horas llega un grupo de 300 personas entre pobladores de Motozintla (Chiapas) y personas de origen guatemalteco en varios vehículos, agreden al personal de forma verbal, con piedras palos, retienen a 15 elementos, tres vehículos oficiales y 17 armas. Exigían justicia. De inmediato el personal militar establece coordinación con agentes del Ministerio Público para informar lo que sucedía", señaló.

Los comandantes de la Región y la Zona Militar, añadió, llegaron para iniciar un diálogo, lo que permitió que a las 18:00 horas fueran liberados nueve soldados, pero seis más permanecieron retenidos por los manifestantes.

"Si bien se estableció que iban a ser movidos a Guatemala, no dejaron nunca el territorio (mexicano). Sí los llevan a un área lejana de donde fue el incidente, pero no cruzan la frontera con Guatemala. Nuestra unidad de Vinculación Ciudadana llegó y continuó el diálogo. Se llegó a un acuerdo de reparación económica y obviamente a que se inicien las reacciones judiciales en contra del responsable. A las 03:00 am fue liberado el personal", señaló.

Investigaciones

El homicidio del ciudadano guatemalteco se suma a la conmoción provocada por el caso de Victoria Esperanza Salazar, una migrante salvadoreña que el sábado fue asesinada por policías en el estado de Quintana Roo.

Mientras el Gobierno de El Salvador denunció el crimen de Salazar, el canciller de Guatemala, Pedro Bolo, también condenó la muerte de Mazariegos Pérez y advirtió que enviará funcionarios consulares a Chiapas para esclarecer los hechos.

En ambos casos, se ratifican los abusos y la violencia institucional con la que suelen actuar las fuerzas de Seguridad y el Ejército en México en un momento en el que, además, en la frontera sur se incrementó la presencia de militares para frenar las permanentes oleadas migratorias de centroamericanos que atraviesan el país con la intención de llegar e EE.UU.

La Fiscalía General de Chiapas informó en un comunicado que ya comenzó la investigación por el delito de homicidio calificado de Mazariegos Pérez, pero en el que no menciona en ningún momento a los presuntos responsables.

"A bordo de un vehículo marca Mitsubishi, color gris con placas de Guatemala, fue encontrado el cuerpo sin vida de una persona del sexo masculino que respondía al nombre de Elvis 'N', de 30 años de edad, de nacionalidad guatemalteca. Presentaba una lesión por proyectil de arma de fuego en el cuello y en el pecho", afirmó.

Tras conocer el crimen, agregó, elementos de Policía Especializada adscritos a la Fiscalía de Inmigrantes con sede en Tapachula arribaron al lugar de los hechos, levantaron el cuerpo y lo trasladaron al Servicio Médico Forense para realizar la necropsia de rigor.

"La Fiscalía General del Estado refrenda su firme compromiso con las y los chiapanecos para garantizar el Estado de derecho y reitera que ninguna conducta delictiva quedará impune", se comprometió.

Cecilia González

con información de Rt en Español

TWITTER
COVID 19
Mundial
Contagiados:
110.180.689
recuperados:
62.046.613
fallecidos:
2.437.138
COVID 19
México
Contagiados:
2.013.563
recuperados:
1.571.071
fallecidos:
177.061
COVID 19
Baja California
Contagiados:
42,689
recuperados:
31,623
fallecidos:
7,137