Tamaulipas en guerra: Cierran escuelas y suspenden actividades generales por violencia

El Consulado General de Estados Unidos en Matamoros recomendó a sus trabajadores no viajar de su casa al trabajo debido a los hechos de violencia que se han registrado en las últimas semanas en la zona. Este llamado ocurre a la par que el Tecnológico de Monterrey, campus Matamoros, también suspendió sus labores por la misma causa.

“La violencia se ha incrementado en los últimos días y hay numerosos informes sobre grandes convoyes de hombres armados pertenecientes a las organizaciones criminales transitando por la zona”, indicó el organismo en un comunicado.

Este miércoles, a través de un mensaje en su página oficial, el Consulado informó que hay un “riesgo por el aumento de violencia en las proximidades de Matamoros, al parecer por enfrentamientos de integrantes del Cártel del Golfo”.

El Consulado dijo que la violencia se ha incrementado en los últimos días y han reportado numerosos informes de grandes convoyes de personas armadas, integrantes de organizaciones criminales. Especificó que observar esto no es “necesariamente inusual”, sin embargo, la cantidad de violencia y tiroteos entre los criminales es un “motivo de mayor vigilancia”.

“Debido al aumento de la violencia en las cercanías de Matamoros, el personal del Consulado Americano ha sido advertido de restringir los viajes de casa al trabajo hasta nuevo aviso”.

También advierte a sus trabajadores que reportes de redes sociales indican que vehículos marcados con “escorpión”, “M3″, “XX”, “900″ o “C7″ están involucrados con grupos criminales por ello instó a observar los vehículos con los que cruzan en su camino.

“Revise sus planes de seguridad personal, manténgase alerta de su entorno y siga las noticias en los medios de comunicación locales, en la página web del consulado y en las redes sociales”, añade el comunicado.

Por su parte, la Alcaldesa de Matamoros, Leticia Salazar Vázquez, compartió un tuit de su gobierno donde expresan que debido a la situación de riesgo que existe en la ciudad y como medida de protección a los ciudadanos el programa “Miércoles ciudadano” no se llevó a cabo este día.

Hoy mismo el Gobierno de Tamaulipas confirmó que en la carretera Matamoros-Reynosa y en la entrada al primer municipio fueron reportados dos bloqueos que posteriormente fueron atendidos por policías estatales de Fuerza Tamaulipas. Asimismo reportó la existencia de un artefacto explosivo en el estacionamiento de la Presidencia Municipal de Matamoros que no estaba activado.

“Como medida de precaución, personal de la Secretaría de la Defensa Nacional acordonó esa área de la presidencia municipal y retiró el artefacto explosivo, que nunca representó peligro alguno para persona o bien material. Hasta el momento ya no se han reportado incidentes de violencia o bloqueos en el municipio de Matamoros, al tiempo que las fuerzas de seguridad estatales y federales mantienen operativos en la ciudad, como en los accesos carreteros”, informó el Grupo de Coordinación en un breve comunicado de prensa.

Por otra parte, Marco Edgar Vargas, director del Tec de Monterrey campus Matamoros, dijo en entrevista radiofónica que las clases fueron suspendidas en la institución por la ola de violencia que empezó a reportarse desde la tarde del martes, sin embargo aclaró que se imparten en línea.

Dijo que estarán al pendiente de las sugerencias de las autoridades, “en función de que primero debe de estar garantizada la seguridad de la gente, de la sede de profesores, personal y de alumnos y en función de eso tomaremos una decisión”.

Los muertos de la última semana podrían contarse por decenas, de acuerdo con distintas fuentes tanto de ciudadanos como de algunos medios de comunicación.

Además de las nueve personas muertas que ha confirmado el gobierno de Tamaulipas, el lunes el Grupo de Coordinación informó sobre el abatimiento de otros cinco civiles. Mediante un comunicado se dio a conocer que personal de la Secretaría de Marina (Semar) y de Fuerza Tamaulipas fueron agredidos por civiles armados pertenecientes a grupos delincuenciales que operan en los municipios de Valle Hermoso y Reynosa. Al repeler los ataques, marinos y policías estatales abatieron a cinco de los agresores no identificados.

En los últimos días, los ciudadanos de varias ciudades de Tamaulipas han vivido en pánico. Balaceras, bloqueos en carreteras, muertos en las calles y persecuciones son parte del cotidiano en Reynosa, Matamoros, Valle Hermoso y otras comunidades que llevan no días, sino años en el terror debido a que la guerra que el Gobierno federal prometió acabar sigue y, a veces, arrecia. Poco sale en la prensa de eso. Poco se dice a nivel local o nacional –a lo ser por lo que reportan los valientes en redes sociales– y poco o nada informan los escuetos comunicados del llamado Grupo de Coordinación Tamaulipas.

Pero aún bajo fuego, los cuerpos médicos de Tamaulipas –muchos de ellos en clínicas privadas y otros en hospitales de gobierno– no se rajan. Sirven por igual a civiles heridos que a jefes del crimen organizado o a sicarios. Y a veces deben ser parte de procesos penales porque al Gobierno –y a los criminales, claro– le importa poco la seguridad de sus familias. Los llevan a declarar como testigos del Ministerio Público. O los lleva la defensa de los mismos sicarios.

FUENTE
Con información de sinembargo.mx