Niega CNS tortura a Joaquín “El Chapo” Guzmán en Altiplano

La Comisión Nacional de Seguridad (CNS) aclaró que Joaquín “El Chapo” Guzmán no sufre tortura física ni psicológica como acusa su abogado defensor, de acuerdo con el sitio informativo “24 Horas”.

Juan Pablo Badillo declaró anteayer, en una entrevista con Ciro Guzmán Leyva en Radio Fórmula, que su cliente era despertado cada dos horas para el pase de lista. “Me están convirtiendo en un zombie”, afirmó el capo a su abogado.

Por ello, la CNS explicó a través de una nota aclaratoria que “a Joaquín Guzmán Loera no se le despierta cada dos horas durante su internamiento en el Penal del Altiplano, en Almoloya de Juárez, Estado de México; en este centro de reclusión, al igual que en otros penales federales de máxima seguridad, se siguen protocolos de seguridad”.

De acuerdo con la Comisión el protocolo que siguen las autoridades es acudir a su celda cada cuatro horas para verificar que el interno esté bien, en lo que se conoce como “Prueba de Vida”.

Asimismo, “El Chapo” finalmente habló con su abogado, Juan Pablo Badillo, sobre una posible negociación de su extradición a Estados Unidos, según el periódico “El Financiero”.

“Hay ahí una posibilidad, no se descarta, estábamos hablando de una posible negociación tanto con el gobierno mexicano y como el norteamericano”, dijo Badillo y no dio más detalles.

“¿Su cliente no le dijo si lo han visitado en la prisión autoridades de México o Estados Unidos para tratar ese tema de la extradición?”

“No se tocó ese asunto pero es obvio que puede haber por ahí algo, estamos hablando de obviedades no de certezas”, dijo el litigante.

Badillo detalló que fueron 26 minutos lo que le dieron para hablar con el Chapo Guzmán, pero las condiciones en las que se dio el encuentro impidieron ahondar en temas delicados del ámbito jurídico.

“Pese a la orden del juez, todavía tuve que esperar siete horas de trámites y luego me permitieron el acceso para verlo media hora, yo pedí tiempo efectivo, pero al final se lograron 26 minutos”, informó.

“Fue un encuentro cara a cara, no en locutorios, eso sí, siempre con la presencia a un elemento enmascarado e menos de un metro de distancia y muy atento a todo lo que se decía”, describió el litigante.

El abogado detalló que este encuentro con Guzmán se dio minutos antes de las 19 horas del pasado lunes.

Prisión Restricciones

Joaquín Guzmán Loera tiene muchas restricciones para recibir visitas en la prisión.

Sin tiempo para hablar

El abogado Juan Pablo Badillo detalló que fueron 26 minutos lo que le dieron para hablar con “El Chapo” Guzmán, pero las condiciones en las que se dio el encuentro impidieron ahondar en temas delicados jurídicos.

Larga espera

“Pese a una orden del juez, todavía tuve que esperar siete horas de trámites y luego me permitieron el acceso para verlo”, señaló.

Fuente: El Diario de Yucatán