EU pidió extradición de ‘El Chapo’ 17 días antes de la fuga

El gobierno de Estados Unidos solicitó formalmente a México la extradición de Joaquín El Chapo  Guzmán, 17 días antes de su fuga, admitió ayer la procuradora Arely Gómez, durante su comparecencia ante la Comisión Bicameral de Seguridad Nacional, en San Lázaro.

A su vez, el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, dijo que el encargado de monitorear a El Chapo a través del sistema de videovigilancia dio la alerta de manera inmediata en cuanto lo perdió de vista, y que personal de custodia llegó 18 minutos después a la celda.

En la comparecencia a puerta cerrada, que se prolongó cuatro horas y media, estuvieron Arely Gómez; el titular del Cisen, Eugenio Ímaz; el comisionado Nacionalde Seguridad Nacional, Monte Alejandro Rubido; el secretario Técnico del Sistema Nacional de Seguridad, Mauricio Dávila, y el comisionado de la Policía Federal, Enrique Galindo.

Ante legisladores, la procuradora aseguró que los estadunidenses presentaron la petición de extradición el pasado 25 de junio.

Ese día, apuntó, se recibió de la Secretaría de Relaciones Exteriores una nota diplomática, a través de la cual el gobierno de Estados Unidos “formuló la petición formal de extradición de Joaquín Guzmán Loera, a fin de ser procesado por la Corte Federal de Distrito para el Distrito Sur de California por el cargo de asociación delictuosa para importar y poseer con la intención de distribuir cocaína”.

Gómez explicó que tras recibir la solicitud, giró instrucciones a las áreas de la PGR para analizar la petición y, “de encontrarse apegada a los requisitos legales y del tratado internacional en la materia suscrito entre ambos países, someterlo a consideración del Poder Judicial de la Federación, conforme al procedimiento correspondiente”.

En días pasados, tras la fuga de El Chapo del penal de máxima seguridad del Altiplano, en el Estado de México, funcionarios del gobierno federal habían negado la existencia de tal solicitud por parte de los norteamericanos.

Los estadunidenses ya habían hecho una petición verbal a México, tras la captura de Guzmán el 22 de febrero de 2014; no obstante, el entonces titular de la PGR, Jesús Murillo Karam, declaró en una entrevista con The Associated Pres?s?:

“Yo puedo aceptar la extradición, pero en el momento que yo diga. El Chapo se tiene que quedar aquí a cumplir su condena y después lo extradito. Unos 300-400 años después, falta mucho”.

Al igual que en 2001, cuando Estados Unidos inició los trámites para que México lo extraditara, el capo huyó.

En esa ocasión, El Chapo estaba a punto de recobrar su libertad tras cumplir una condena de 10 años de prisión. Ante su virtual entrega a EU, el líder del cártel de Sinaloa escapó de la prisión de máxima seguridad de Puente Grande, Jalisco, el 19 de enero de 2001.

En noviembre de 2014, Andrés Granados, en representación de Guzmán Loera, interpuso un amparo contra actos de la SRE y otras autoridades, ante el temor de su extradición.

El Chapo argumentó que enviarlo a Estados Unidos violaría sus derechos establecidos en los artículos 1, 14, 16, 17, 18 y 20 de la Constitución federal.

El miércoles pasado, la Interpol reactivó la ficha roja de búsqueda del narcotraficante en 190 países, pero lo hizo a solicitud del gobierno de EU. En el documento, el organismo internacional precisó: “Buscado por las autoridades judiciales de Estados Unidos para ser juzgado y sentenciado”.

Alerta “inmediata”

Miguel Ángel Osorio Chong informó que la persona responsable de monitorear a El Chapo a través del sistema de videovigilancia dio la alerta de manera inmediata en cuanto lo perdió de vista.

“La alerta se da de manera inmediata, en cuanto los que estaban siempre viendo el monitor, que veía, que observaba a este delincuente, inmediatamente avisan que en el mismo se nota que no está ya, y se comunica al centro, al comando, para que puedan hacer la actuación que corresponde al protocolo.

“La llegada de lo custodios se da 18 minutos después, y eso es parte de lo que está viendo la procuraduría, si el protocolo se cumplió como debe ser, en los tiempos correctos, y de ahí se da la alerta correspondiente, interna y externa, se sella el penal, y por supuesto toda la actuación hacia fuera.

“Ahí están los tiempos en los que logran iniciar el recorrido policías federales, en todo el túnel, hasta después, un tiempo después, porque es un recorrido difícil de kilómetro y medio, llegan al otro punto donde suponemos inicia en su momento la excavación de este túnel”, enfatizó.

El funcionario negó que Guzmán contara con un teléfono celular y detalló que el aparato electrónico que se observa en el video previo a su fuga es una televisión y que se revisa la actuación del comité encargado de autorizarlo.

Cuestionado sobre las declaraciones de la aspirante a embajadora de Estados Unidos en México, Roberta Jacobson, en el sentido de que su país se encuentra “frustrado y decepcionado” por la fuga de Guzmán, Osorio dijo que con se comparte coordinación, trabajo y la convicción de que se logrará la recaptura del delincuente.

“Misión única”

Mientras se desarrollaban las comparecencias, el comisionado de la Policía Federal, Enrique Galindo, ofreció un breve mensaje en el que aseguró que la administración del presidente Enrique Peña capturará y pondrá de nuevo ante la justicia a El Chapo.

“Las instituciones del gobierno de la República ya lo detuvimos, ya lo pusimos tras las rejas, estamos seguros que lo vamos a hacer y, desde luego, hay plena confianza en nuestras instituciones para lograrlo, y para lograrlo lo antes posible. Que no quepa duda: lo vamos a traer a prisión y ante la justicia mexicana. Que no quepa duda”, aseguró.

El funcionario federal dijo que todas las capacidades del Estado mexicano están volcadas para reaprehender a Guzmán Loera y que ésta es “una misión única” encomendada por el presidente Peña Nieto.

 

Canal 66 El Canal de las Noticias

Fuente: Vanguardia