Culpables del brutal asesinato de Christopher pagarían crimen en libertad

El Tribunal Especializado para Adolescentes Infractores difirió para la próxima semana el inicio del juicio abreviado en contra de los cinco menores involucrados en el homicidio del niño Christopher Raymundo Márquez Mora, de 6 años, registrado en el mes de mayo de 2015, en la colonia Laderas de San Guillermo II Etapa.

Captura de pantalla 2015-05-20 a las 14.23.50

En los juzgados penales del CERESO I, abogados defensores de los menores, la defensa de la familia del niño y el Ministerio Público, encabezaron la audiencia para definir el destino de los menores que no pueden ser juzgados como adultos porque las leyes los protegen.

Los cinco menores, entre ellos el jovencito de 15 años que fue declarado inimputable a finales del año pasado, fueron trasladados este martes a las instalaciones del referido Tribunal en donde las partes coincidieron en la celebración del juicio abreviado, es decir, la aceptación de la responsabilidad de los presuntos homicidas, a cambio de una posible disminución de la pena máxima de 15 años de cárcel y una mayor celeridad en la resolución.

El juez Francisco de León Merino aceptó no celebrar la audiencia intermedia de inicio del juicio normal, dentro de la causa penal 95/2015, a cambio de la celebración del juicio abreviado para los próximos días.

El Ministerio Público estableció la cantidad de 400 mil pesos para la reparación del daño.

Tania Mora Alvarado, madre del pequeño de seis años que fue asesinado manifestó con anterioridad ante su abogado, Víctor Alonso Tadeo Solano, que no se trata de dinero, pues eso no le devolvería la vida de su hijo, simplemente lo que exige es que se les juzgue como adultos y vayan directo a la cárcel.

Cabe mencionar que los defensores públicos, Rosy Isela Gutiérrez Beltrán, Manuel Alejandro García y Gabriel Alejandro Vidaña Manjarrez, hoy mostrarán los recursos necesarios para que los cinco menores imputados acusados de homicidio calificado en términos del artículo 123 y 124 y del Código Penal del Estado de Chihuahua, tras ser encontrados culpables por este delito podrán ser acreedores a una medida sancionadora preventiva a la libertad en el Centro Especializado Psiquiátrico para menores por un plazo de diez años.

El Ministerio Público adscrito a la Unidad Especializada de Adolescentes infractores, Manuel Ricardo Huerta Sánchez, entregó detalles de las pruebas periciales que a lo largo de estos ocho meses se les han realizado a los cinco menores, es decir, se analizarán los perfiles psicológicos de los adolescentes para con ello determinar el detonante del crimen.

Aunado a esto se dio a conocer que dentro de las peticiones del Ministerio Público se ha solicitado que los tres menores de edad purguen una pena de la libertad asistida, en la que se giren ordenes de orientación y tratamiento psicológico, es decir que los adolescentes que tienen entre 12 y 13 años podría enfrentar su sentencia fuera del Centro de Reinserción Social para Menores Infractores.

El crimen del pequeño Christopher provocó conmoción no solo en Chihuahua, sino también a nivel nacional. Los victimarios (tres varones y dos mujeres) eran amigos y primos de la víctima, quienes tras sacarlo de su domicilio, lo llevaron a un arroyo, en donde lo privaron de la vida con alto grado de brutalidad.

FUENTE