Advierte UNAM sobre 8 huracanes en Pacífico y 6 en Golfo y Mar Caribe

México.- Para este año se pronostican alrededor de ocho huracanes en el Océano Pacífico, y de cinco a seis en el Golfo de México y Mar Caribe, recordó Rosario Romero Centeno.

La investigadora del Centro de Ciencias de la Atmósfera (CCA) de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) dijo que la temporada de huracanes inició este lunes 15 de mayo, en el Pacífico, y el primero de junio será en el Golfo y Mar Caribe; ambas concluirán el 30 de noviembre.

De acuerdo con Romero Centeno, los pronósticos de la temporada de huracanes se basan en los registros históricos de estos fenómenos, las fechas en que ocurren con mayor frecuencia.

Explicó que en el Golfo de México y Mar Caribe el promedio marca alrededor de 11 o 12 tormentas con nombre, de las cuales entre cinco y seis llegarán a categoría de huracán, y alrededor de dos serán de categoría mayor: tres, cuatro o cinco.

Abundó que en el Pacífico el promedio marca alrededor de 15 o 16 tormentas con nombre, de las cuales aproximadamente ocho alcanzarán categoría de huracán y, en promedio, tres serán huracanes de categoría mayor.

Aclaró que éstas son proyecciones para la temporada, hechas a partir del análisis de las condiciones actuales, que pueden ser semejantes a las de años anteriores.

“Pero la variación de un año a otro es muy grande y siempre tenemos que estar pendientes por si ocurre una temporada menos o más activa de lo que se pronostica”, dijo.

“Hay que tener cuidado con el manejo de las presas cuando viene un evento intenso, y no tenerlas muy llenas”, aconsejó la universitaria.

Sostuvo que para estudiar huracanes, en el CCA se analizan los registros históricos.

“Son estudios estadísticos para saber el tipo de trayectorias que han seguido, de qué manera han afectado a distintos estados de la República, su intensidad y los daños que han producido”, comentó.

Expuso que la de huracanes es una buena época para medir las metodologías que se utilizan.

“Ahora dependemos mucho de los modelos numéricos para los pronósticos de corto plazo y las observaciones que se hacen con satélite o con mediciones in situ, que sirven mucho para calibrar los modelos y que cada vez sean mejores”, apuntó.

Fuente: SDP Noticias