Glucemia alta genera diabetes gestacional: Secretaría de Salud

Redacción

Con el fin de prevenir la diabetes gestacional, la Secretaría de Salud del Estado, a través del Departamento de Salud Reproductiva, invita a las mujeres que se encuentran embarazadas a seguir las medidas preventivas para evitar este padecimiento.

La diabetes gestacional es la presencia de glucemia alta (diabetes) que inicia o se diagnostica durante el periodo de gravidez, las causas de este padecimiento se originan porque las hormonas del embarazo bloquean el trabajo de la insulina; cuando esto sucede, los niveles de glucosa se incrementan en la sangre de una mujer embarazada.

Existen factores de riesgo para que se presente la diabetes gestacional, esto es más probable cuando la mujer tiene más de 25 años al quedar embarazada, tiene antecedentes familiares de diabetes, dio a luz a un bebé con un peso por encima de 4 kilos o que tuvo un defecto congénito.

También puede presentar azúcar (glucosa) en la orina cuando acude al médico para la consulta prenatal regular, tiene hipertensión arterial, tiene demasiado líquido amniótico, ha tenido un aborto espontáneo o tiene sobrepeso antes del embarazo.

Generalmente no hay síntomas o estos se presentan muy levemente, además que no son potencialmente mortales para la mujer embarazada, pero puede presentarse visión borrosa, fatiga, infecciones frecuentes incluyendo vejiga, vagina  piel; aumento de la sed, náuseas y vómitos, así como pérdida de peso a pesar de un aumento del apetito. Con frecuencia el nivel de azúcar (glucosa en la sangre) retorna a la normalidad después del parto.

El personal de salud debe vigilar muy de cerca tanto la salud de la mujer como la del bebé a lo largo del embarazo, es por ello importante llevar un control prenatal para asegurar el buen estado de salud de los dos. 

Por otra parte la alimentación debe ser balanceada, moderada en grasas y proteínas, suministrar niveles controlados de carbohidratos a través de alimentos que abarcan frutas, verduras y carbohidratos complejos (tales como pan, cereal, pasta y arroz), además debe reducir alimentos que contengan mucho azúcar, como bebidas gaseosas, jugos de frutas y panes dulces.