Falta solución por deslizamiento de tierra en Tijuana, 17 casas se destruyeron

Redacción

A petición del diputado Fausto Gallardo García, la XXI Legislatura local exhortará al gobernador Francisco Vega de la Lamadrid y al presidente municipal de Tijuana Jorge Astiazarán Orcí, con el propósito de que tomen las medidas necesarias para dar atención, seguridad y albergue que requieran las familias desalojadas, en virtud del deslizamiento de tierra ocurrido en la colonia Miramar, de Tijuana, el pasado 17 de mayo de 2015, hasta en tanto se aclare y resuelva lo acontecido.

            El legislador del Partido Verde dijo en tribuna que aún no se sabe con certeza las causas que originaron el deslave; sin embargo, refirió que vecinos de la zona aseguran que lo que provocó este suceso, fue una añeja fuga de agua que la Comisión Estatal de Servicios Públicos de Tijuana no había atendido.

“Efectivamente, vecinos de la localidad aseguran que el deslizamiento de tierra se debió a la filtración de agua de una tubería de la Comisión Estatal de Servicios Públicos de Tijuana; de hecho, señalan que desde hace tres años reportaron el problema a la entidad paraestatal, pero nunca lo solucionaron”.

Gallardo García subrayó que de ser así, esta grave omisión no debe quedar impune; por el contrario, es obligación deslindar y asumir las responsabilidades que conforme a derecho procedan, así como garantizar la reparación de los daños materiales ocasionados.

 En ese sentido, mencionó que en caso de evidenciarse alguna responsabilidad por parte de servidores públicos estatales, el Poder Ejecutivo debía iniciar los procedimientos que correspondan, así como para que se tomen las medidas necesarias para garantizar el cumplimiento de las obligaciones que se deriven.

Por otro lado, el punto de acuerdo solicita también exhortar al titular del Poder Ejecutivo, así como a cada uno de los presidentes municipales de la entidad, para que instruyan a las áreas competentes a fin de que inmediatamente inicien las acciones necesarias para la integración, o en su caso actualización, de los Atlas de Riesgos correspondientes, de conformidad con la normatividad aplicable.

Por último, el presidente de la Comisión de Reforma del Estado del Congreso local expresó que “como servidores públicos, debemos estar siempre al pendiente de las necesidades más elementales, así como de los problemas que más aquejan a las personas, y de igual forma conocer y reconocer las deficiencias o irregularidades de nuestro actuar para poder estar en posibilidades de mejorar”.