Durante el transcurso de la semana se han estado registrado varios casos de terrorismo telefónico

En el que personas sin escrúpulos llaman a oficinas públicas y privadas para advertir sobre la existencia de artefactos explosivos en sus instalaciones, lo que genera la movilización de unidades de emergencia para activar el respectivo protocolo. El más reciente caso se dio en la facultad de ciencias administrativas de la UABC, donde coincidentemente los alumnos se encuentran en exámenes.

ROBERTO ROCABADO