Delincuente se contorsionó por supuestas lesiones

Toda una gama de ingeniosas excusas, creativos argumentos, y hasta el montaje de escenas y actuaciones de teatro son las que utilizan los delincuentes para tratar de evadir la acción de la justicia. Tal es el caso de un sujeto que fue detenido por un grupo de ciudadanos, cuando en plena flagrancia efectuaban un robo domiciliario, y tras ser entregado a la policía llevados a la sub comandancia de la delegación González Ortega, se empezó a contorsionar y manifestar dolor por supuestas lesiones que sus captores le infirieron al momento de detenerlo. Al lugar se abocaron paramédicos de la Cruz Roja, quienes tras revisarlo, no detectaron algún tipo de lesion que requiriera de hospitalización o atención medica, por lo que de inmediato fue puesto a disposición del Ministerio Público. Cabe destacar que cuando se les agrede fisicamente, los delincuentes por lo general quedan libres, pues la ley los convierte en víctimas.

ROBERTO ROCABADO