Buscan solución a falta de agua en BC

Redacción 

En sesión ampliada, la Junta de Coordinación Política (Jucopo) del Congreso local, que preside el diputado Roberto Dávalos Flores, recibió en comparecencia a funcionarios de la Secretaría de Infraestructura y Desarrollo Urbano (Sidue), la Comisión Estatal del Agua (CEA) y de las comisiones de servicios públicos en cada municipio, quienes expusieron el problema de escasez de agua en Baja California desde la perspectiva financiera, de infraestructura y operacional.

            Correspondió en primer término al director de la CEA, Germán Lizola Márquez, exponer que este organismo participa desde el año 2013 en el Programa Nacional Contra la Sequía; dijo que las comisiones estatales de servicios públicos del Estado son punta de lanza y se encuentran en los primeros lugares a nivel nacional, en lo referente a la eficiencia en el aprovechamiento del agua.

            Mencionó que la CEA está haciendo esfuerzos para llevar agua a las zonas de Baja California que más lo necesitan. En ese sentido, refirió que respecto a la escasez del vital líquido que está padeciendo actualmente el municipio de Ensenada, se realizan diversos proyectos para aminorarla, como es la desaladora que se construye en San Quintín y el tratamiento de aguas residuales de la ciudad.

            Enseguida, tocó el turno a cada uno de los funcionarios de las comisiones de servicios públicos de Ensenada, Tijuana, Tecate y Mexicali, quienes dieron a conocer las estrategias que implementan hoy en día para un mejor aprovechamiento del vital líquido y la manera en que se abastecen de él para distribuirlo en sus municipios.

            El director de la Comisión Estatal de Servicios Públicos de Ensenada (Cespe), Arturo Alvarado González, habló sobre el problema de escasez que padece actualmente esta ciudad; explicó que es el único municipio que no se abastece de la Cuenca del Río Colorado, siendo sus fuentes principales de abastecimiento los pozos localizados en los valles de Maneadero, la Misión y Guadalupe.

            Subrayó que la falta de lluvias en los últimos años ha perjudicado la recarga de los mantos acuíferos, lo que ha generado una grave crisis en el abasto de agua, además de enfrentar el problema de tener una infraestructura hidráulica obsoleta, que causa constantes dificultades operativas y un deficiente suministro a los habitantes.

            En la ronda de preguntas, el legislador ensenadense Armando Reyes cuestionó sobre el costo del agua proveniente de la desaladora que va a construirse en San Quintín y cuál sería su fecha de terminación; además criticó que a los organismos civiles sin fines de lucro de Ensenada se les da un trato desigual al exentárseles sólo 3 metros cúbicos, siendo que en Mexicali se les otorga 10 y 6 en Tijuana.

            Alvarado González dijo que la Cespe está buscando la fórmula para resolver la problemática, donde la solución estaría en contar con el apoyo del gobierno estatal y federal para invertir en proyectos que aumenten el flujo del vital líquido, como son las desaladoras y el tratamiento de aguas residuales. En cuanto al porqué se les exenta menos a los organismos civiles de este municipio, explicó que la razón es porque cuenta con menos agua para distribuir.

            Por su parte, el legislador Barraza Chiquete habló sobre la falta de agua que han padecido durante muchos años las colonias Villa Galicia y Hacienda de Mexicali, localizadas en la capital del Estado; censuró la carencia de sensibilidad del actual director de la Comisión de esta ciudad, ya que dijo que cuando le expuso este problema, le contestó que primero se debían regularizar esos predios.

            Francisco Paredes, director de la Cespm, argumentó que en Mexicali hay alrededor de 15 localidades que padecen dicho problema, lo cual se debe al incumplimiento de los desarrolladores urbanos que vendieron en su momento los lotes ubicados en esas partes del municipio.

            La diputada Nereida Fuentes criticó la falta de un plan estatal hídrico, ya que si existiera ─comentó─ no hubiese problemas de escasez en ciertas zonas de la entidad. Al respecto, se le contestó que actualmente la CEA está haciendo estudios para elaborar dicho plan, mismo que estará listo en este sexenio del gobierno estatal.

            Por último el presidente de la Jucopo, diputado Roberto Dávalos, explicó que la intención de la comparecencia era continuar con un parlamento abierto de parte de esta XXI Legislatura, sobre todo con un tema de suma importancia para los bajacalifornianos, como es el cumplimiento del derecho al agua.

            Afirmó que el vital líquido es un derecho humano y no un negocio, por lo que los diputados del Congreso ─dijo─ tienen la intención de contribuir para resolver a futuro el problema de falta de agua en algunas zonas de la entidad.

            Los asambleístas integrantes de la Jucopo que estuvieron presentes, fueron Roberto Dávalos Flores, presidente; Gustavo Sánchez Vásquez, Nereida Fuentes González (en representación de Rene Mendívil Acosta), Alcibíades García Lizardi, Francisco Barraza Chiquete, Armando Reyes Ledesma y José Alberto Martínez Carrillo. Asimismo, hicieron acto de presencia los legisladores Rosa Isela Peralta Casillas, Mario Osuna Jiménez, Juan Manuel Molina García, Cuauhtémoc Cardona Benavides y Mónica Bedoya Serna.     

            La comparecencia se llevó a cabo la tarde de ayer, en el salón de sesiones “Lic. Benito Juárez García” del edificio del Poder Legislativo.