Se le dio el ultimo adios a la pequeña Janeth Lizbeth Bibriesca

Entre lagrimas, dolor y llanto se le dio el ultimo adios a la pequeña Janeth Lizbeth cuyos restos ya fueron sepultados. Muy temprano el cuerpo de la ninfa fue trasladado de la funeraria GAYOSSO a la iglesia De Nuestra Señora de Guadalupe donde se oficio una misa por su eterno descanso. Posteriormente el cortejo fúnebre integrado por familiares, amigos, vecinos, compañeros de escuela y muchas otras personas. Recorrido diferentes calles de la ciudad después de dirigirse al panteón ubicado por los rumbos del aeropuerto, donde tras breve ceremonia finalmente a Janeth se le dio cristiana sepultura. En paz descanse Janeth Lizbeth Bibriesca.

ROBERTO ROCABADO