Solicita FBI ayuda en caso de matanza de San Bernardino

Las autoridades federales solicitaron este martes la ayuda de la ciudadanía para completar la investigación sobre lo realizado por los dos atacantes después de que mataron a 14 personas el mes pasado en San Bernardino.

David Bowdich, director adjunto a cargo de la oficina del FBI en Los Ángeles, reiteró que no existe evidencia de que el ataque haya sido dirigido desde el extranjero, pero señaló que nada ha sido descartado.

Dijo además que los investigadores no han encontrado evidencia de que hubiera otros blancos aparte del Centro Regional Inland, donde Syed Rizwan Farook, de 28 años, y su esposa, Tashfin Malik, de 29, dispararon el 2 de diciembre contra los asistentes a una comida de fin de año de compañeros de trabajo de Farook en esa agencia del condado para la atención a personas con discapacidades.

Los investigadores necesitan específicamente información sobre un período de 18 minutos entre el ataque mortal en el centro y la persecución y balacera en la que murieron los atacantes.

Bowdich señaló que los investigadores no quieren dejar nada sin revisar y que esperan averiguar si los atacantes se pusieron en contacto con alguien o hicieron una escala en algún lado entre las 12:59 p.m. y la 1:17 p.m. de ese día. El resto de sus movimientos a través de las ciudades adyacentes de San Bernardino y Redlands en la camioneta rentada Ford Expedition negra han sido rastreados, agregó.

“Es posible que se hayan detenido, ya sea en un área de almacenamiento, una residencia, un negocio. Es posible que se haya realizado un contacto. Simplemente no lo sabemos”, dijo Bowdich a reporteros. “Bien podría ser un hecho no importante, pero hasta que cerremos esa fisura no lo sabemos con seguridad”.

El funcionario instó a la gente a llamar por teléfono si tienen cualquier información, incluidos videos.

Después de la masacre, la pareja visitó un lago del área a las 11:45 a.m. y luego pareció que avanzó en zigzag a través de la zona, deteniéndose en ciertos lugares, señaló.

“No tiene lógica ni explicación para nosotros todavía. Sin embargo, nuevamente, esos 18 minutos son cruciales”, subrayó.

Bowdich dijo que las autoridades han completado 29 órdenes de revisión, realizado 550 interrogatorios y buscado en las redes sociales para conocer el paradero de la pareja después del ataque.

La solicitud de asistencia ocurre un día antes de que comparezca en una corte de la cercana ciudad de Riverside un amigo de Farook que está acusado de proporcionar las armas utilizadas en la masacre.

El mes pasado un jurado investigador acusó formalmente a Enrique Márquez, quien fue vecino de Farook, por cargos que incluyen la realización de declaraciones falsas cuando compró las armas y por asociación delictuosa en un par de planes de ataque previos que no se realizaron.

FUENTE