Los rituales más extraños de Año Nuevo

Ante la llegada de Año Nuevo, algunas personas realizan rituales para atraer fortuna, dinero o amor; como ejemplo, salir de la casa con maletas o las uvas.

En algunos países, estos rituales son más extraños:

Dinamarca

En Dinamarca, las personas salen y arrojan platos viejos y usados en contra las puertas de las viviendas de familiares y amigos. Con esta costumbre, desean buena fortuna a las personas queridas.

Finlandia

En un intento por predecir el siguiente año, los finlandeses derriten plomo que vierten en una cubeta de agua. Las formas creadas por el plomo son interpretadas sobre lo que les depara el siguiente año.

Japón

En los templos budistas en Japón hacen sonar 108 veces las campanas, pues este número representa los pecados humanos.

Ecuador, Chile y Argentina

Durante la última hora del año, los sudamericanos queman muñecos -llamados momos o años viejos- para representar el fin de un ciclo. También usan fotografías.

Alemania

Como tradición, los alemanes observan el sketch cómico “Dinner for one” (1963) que exhibe la cena de una anciana de 90 años y su mayordomo. Según estimaciones, la mitad de la población alemana ve la transmisión anual de dicho sketch.

Irlanda

Para alejar a los malos espíritus y garantizar comida en la mesa, los irlandeses arrojan rebanadas de pan a las paredes de la casa.

Sudáfrica

Desde la década de los 90, vecinos del distrito de Hillbrow, Johannesburgo, comenzaron a arrojar muebles por las ventanas para despedir el año. Debido a la peligrosa tradición, agentes policiacos realizan un operativo en la zona.

Escocia

En Escocia y otros países de las Islas Británicas, tienen como tradición el “first foot”, la primera persona que entra a una casa en Año Nuevo. Dicha persona traería fortuna o malos augurios.

Chile

En Talca, comunidad de Chile, reciben el Año Nuevo en un cementerio para estar cerca de las personas que ya se fueron.

Rumania

Durante Año Nuevo, los granjeros de Rumania se acercan al ganado para intentar comprender lo que dicen.