Nadie quiere cantar en la inauguración del mandato de Donald Trump

La cuestión de los actos inaugurales del mandato presidencial del magnate Donald Trump trae más cola que la negativa casi unánime del mundo de la moda a vestir a Melania Trump. Si los diseñadores más afines al partido demócrata expresaron en su momento su negativa a colaborar en la presidencia Trump, los artistas no andan a la zaga. La lista de artistas que han declinado la posibilidad de actuar para el mundo el próximo 20 de enero, una invitación que hasta el momento era considerada un gran honor, es interminable.

Por supuesto, ninguna invitación se cursó para los cantantes que actuaron para los Obama, Aretha Franklin, Beyoncé Knowles, Shakira Jennifer López, Alicia Keys o Kelly Clarkson; o los Bush: Destiny’s Child, Ricky Martin y Denyce Graves. David Foster, padrastro de las hermanas Hadid y reputado compositor, declinó la invitación para diseñar y poner sobre el escenario la inauguración “con la debida educación y todo el respeto”. Tras los rumores de que podría viajar a EEUU para esta celebración, también Elton John aclaró que no participará. Lo mismo han tenido que hacer Andrea Bocelli, John Legend, Celine Dion y el grupo de rock Kiss.

Visto lo visto, en su toma de posesión oficial, el 45 Presidente de los Estados Unidos no estará acompañado por la élite del pop mundial, sino por grupos más apegados al folclore local norteamericano. Por ejemplo, los Strutters, el equipo de baile femenino de la Universidad Estatal de Texas. O el coro mormón Mormon Tabernacle Choir. La participación de otro grupo de baile femenino, las radio City Rockettes, viene con polémica añadida: algunas bailarinas han expresado en redes sociales su malestar ante esta actuación ya que, de negarse a participar, podrían ser despedidas y enfrentarse a un problema legal.

La guerra de Donal Trump con las celebrities es tal, que el Presidente Electo tuvo que escribir uno de sus famosos tweets para llevar la cuestión a un territorio que pudiera salvaguardar su débil posición frente al starsystem: “Estas celebrities de la llamada ‘lista A’ quieren entradas para mi inauguración, pero miren lo que hicieron por Hillary: Nada. Yo quiero a la gente”. De momento, solo una cantante ha dicho sí a la posibilidad de interpretar el himno para Trump: Jackie Evancho, una chica de 16 años que participó en el reality show America’s Got Talent.