ATENCIÓN: 8 señales tempranas de cáncer de ovario que toda mujer debe conocer

El cáncer de ovario es el segundo tipo de cáncer ginecológico presente en las mujeres y tiene una alta tasa de mortalidad. Sin embargo, si es descubierto a tiempo puede elevar las posibilidades de sobrevivir es más del 95%. Aunque los síntomas de la enfermedad pueden aparecer cuando ya es demasiado tarde, el organismo femenino podría enviar señales mucho antes, por lo que deben estar atentas si encuentran alguna de ellas.

Apenas el 50% de las mujeres diagnosticadas con este cáncer sobreviven 5 añosmás después del diagnóstico inicial. Aunque este padecimiento puede aparecer en cualquier etapa de la vida, las mujeres con más de 50 años están más propensas a sufrirlo. Es importante entonces prestar atención al siguiente listado de síntomasque podrían estar asociados a la enfermedad y a acudir a un especialista en el caso de tenerlo pues podrían estar relacionados con otros problemas de salud.
  • Hinchazón y distensión abdominal: aunque es un síntoma asociado a problemas del aparato digestivo, si notas que el abdomen aumenta con mucha frecuencia podría ser una de las primeras señales de cáncer de ovario.
  • Otros síntomas digestivos: además de la distensión abdominal también debes estar atenta si presentas con frecuencia síntomas como estreñimiento y molestias abdominales, debido a que por su cercanía con los intestinos suele confundirse.
  • Dolor pélvico: si el dolor es frecuente y sin motivo aparente es mejor que consultes con tu ginecólogo. No intentes aliviarlo siempre con analgésicos.
  • Dolor en la espalda: otro síntoma de la enfermedad es una molestia constante en la parte baja de la espalda que muchas veces se confunde con problemas renales.
  • Ganas de orinar frecuentemente: si sientes que cada vez son más fuertes y que incluso no puedes controlarlas, debes consultar a tu médico. Esto puede indicar una debilidad en los músculos del suelo pélvico y generalmente se confunden con síntomas de infecciones urinarias
  • Aumento o pérdida de peso inexplicable: estos cambios de peso sin motivo aparente casi siempre están ligados a un padecimiento del organismo, es por eso que es necesario acudir al médico para que salgas de duda.
  • Fatiga o cansancio: es uno de los síntomas más tempranos asociados al cáncer de ovario. Sobre todo si no estás sometida a cargas de estrés que puedan justificar sentirse así.
  • Dolor durante el acto sexual: si en lugar de disfrutar sientes dolor debes prestar mucha atención, es un síntoma muy común en mujeres diagnosticadas con cáncer de ovario.

El sangrado posmenopáusico, anemia y vómitos también son otros síntomas que debes tomar en cuenta y prestarles mucha atención. Pero no te asustes, muchos de estas señales pueden estar asociadas a otra cosa menos grave. Recuerda que en la detección temprana puede estar la diferencia.

FUENTE